jueves, 27 de diciembre de 2007

Fin de curso

Paso por aquí y me paro a decir que se va uno de los años más trepidantes de mi vida, pleno de emociones. Me daría para escribir un libro o dos, eso si yo supiera escribir libros.

Para no aburriros haré un breve resumen por asignaturas:

Meteorología: No sé si atraía yo a los huracanes o ellos a mí, pero me metí en unos cuantos.

Física: Pasé el año entero estudiando las propiedades electromagnéticas de la piel humana. Básicamente en 3 aspectos: atracción, repulsión y descargas de más de 3000 voltios. Fue muy aplaudido un artículo "Un cuerpo que flota indefinidamente en una cama de uno cincuenta puede sufrir una criogenización instantánea o una disolución parcial, pero nunca nada bueno"

Geometría: Fui vector libre en un espacio de n dimensiones con módulo y dirección variables. Y luego fui vector libre que se quiere convertir en vector fijo en un plano cartesiano pero no le dejan los cambios sucesivos de sistema de referencia, y otros vectores que le pinchan con la flechita. Saqué mala nota en el examen "Implicaciones afectivas de los polígonos irregulares. ¿Qué hacer si te toca el vértica chungo?"

Ciencias Naturales: Este año he sido en lo esencial tortuga con pretensiones nudistas (una contradicción), pero también bastante salmón, nadando contracorriente. Como oso, fíjense si soy tierno que a mi lado mimosín rasca. Acabo el año un poco seta, cosas del guión. Si junto todos los animales que soy y os guiso queda un plato súper moderno y fino, pero alto en colesterol.

Historia: Por si no me lo habíais notado he superado la Edad Media, atrás quedan la autarquía y el aburrimiento. La Revolución que me sacó de allí no fue muy francesa pero sí bastante sangrienta, hubo que pasar a cuchillo a los elementos conformistas. Estoy intentando inventarme una edad más moderna, recuperar elementos del Romanticismo Clásico y adaptarlos a un periodo más sosegado, menos convulso.

Arte: Pinceladas largas de colores cálidos. Explosiones de rojo, algunas de ellas controladas. Pocas referencias naturalistas. Como técnicas predominantes el aguachirle con gas y la plumilla. Expongo mucho pero vendo poco. Tengo buena prensa, pero el ciudadano de a pie no me comprende. Soy como la La Habitación de Hopper pero es la carta quien lee a la mujer.

A todos los que pasais por aquí -la mayoría perfectos desconocidos- os deseo lo mejor de lo mejor. De verdad, de corazón, Qué importa que no os conozcamos, mejor así, no hay nada que más deteriore las relaciones que el empeñarse en el conocimiento mutuo, labor ingrata, decepcionante y condenada a la nada.

Sí, estoy nihilista, pero cariñoso.

No hay comentarios: