lunes, 28 de enero de 2008

A veces un no escuece como sal en una herida.

No hay comentarios: