viernes, 6 de noviembre de 2009

No es verdad

Miénteme sólo cuando sea estrictamente necesario.

Pero hazlo bien, que yo no me dé cuenta. Y si te da mucho trabajo mentir bien, no me mientas. O eres valiente para decir la verdad, o eres minucioso y mientes con cuidado. Hay una cosa peor que una mentira innecesaria, y es una mentira chapucera.

Ojala me diera igual que me mintieras.

No hay comentarios: