viernes, 6 de noviembre de 2009

Todo


Mira que lo intentaron,
lo intentaron de todas las maneras posibles,
pero no les salía.

No sabían compartir sólo una parte
después de haber probado el dárselo todo.

Tropezaban, se caían, se levantaban,
se sentían vacíos o demasiado llenos.

A veces, incluso, intentando una caricia dulce, se arañaban.

No sabían darse sólo una parte después
de haber probado a compartirlo todo.

1 comentario:

cenicienta dijo...

Pues seguid intentándolo, a todo se aprende y aunque el camino es muy dooroso, los resultados extraordinarios.