domingo, 27 de diciembre de 2009

Cobarde


Yo soy un cobarde.

Mi único acto de valentía ha sido precisamente reconocer que soy un cobarde.

Aunque, la verdad es que no le veo muchas ventajas al ser intrépido.

Creo que está sobrevalorado... y acorta mucho la vida.

No hay comentarios: