sábado, 26 de diciembre de 2009

La parra

Me asomo a la terraza y miro la parra.

No tiene hojas.

Sus ramas están ahí. A la espera. Retorcidas y quietas. Van para acá y para allá, a tontas y a locas.

Hoy.

Es un buen momento para podar.

Prescindir de las que no van a ningún lado y dejar las fuertes.

Limpiar.

Lo haré mañana, que hoy está nevando.

No hay comentarios: