jueves, 29 de marzo de 2012

Las cosas van bien


Es difícil escribir cuando las cosas te van bien.

¿Qué vas a contar? ¿A quién le interesa?

Además es una pérdida de tiempo,
porque cuando las cosas te van mal
escribiendo puedes, quizá, arreglar algo.

Pero cuando te van bien...
pues, hombre, disfruta,
deja de perder el tiempo analizándolas.

No toques nada, a ver si lo vas a estropear.

Sin conflicto, grande o pequeño, estético o existencial, no hay arte.

El oficio de un artista es hacer rentable una pena.
Para un artista es una verdadera desgracia ser feliz.

1 comentario:

GGM dijo...

Cuantíiiiiisima razón.