miércoles, 11 de abril de 2012

Rodeo

He tardado 42 años en llegar a este punto.

Exactamente a este punto en el que me despierto con el sonido de los pájaros, una ladera con niebla a la vista.

Encinas, sur, romero, silencio.

A mi lado una respiración más armoniosa que la sinfónica de Berlín entera ¡sin suplentes!

He tardado 42 años en llegar a este punto.

Yo sabía que los griegos proponen la línea recta como el más corto de los caminos, pero sería que yo no tenía prisa, y he preferido dar un rodeo.

2 comentarios:

INCUBADORA DE TALENTO dijo...

Tardas el tiempo que necesitas para llegar, y nunca es lineal

Anónimo dijo...

Pues en realidad tardas el tiempo que necesitas, ni antes ni despues, no hay linealidad.