viernes, 14 de diciembre de 2007

Piano

Me siento al piano después de mucho tiempo. Mis manos están un poco torpes, pero cualquier cosa que toco me suena a gloria.

Lo siento por los que tengan prejuicios, pero me he paseado por No me importa nada que cantó Luz, el Ni más, ni menos que hicieron famosos Los Chichos, La Vida sigue igual de Julio Iglesias... luego he llegado a Delilah, y me he visto cantándola con él mismísimo Tom Jones, en su tierra, dentro de un coche que tenía el volante al revés. Luego Wonderful World, una especie de himno que nunca me falla.

Una chica de pelo corto y ojos grandes, con una mezcla irresistible de fragilidad y fuerza, se me ha acercado mientras cantaba , y New York, New York y Maybe this Time.

Quizá esta vez tenga suerte,
quizá esta vez él se quede.

Quizá esta vez, por primera vez,
el amor no se me escape.
Y me abrace fuerte y encuentre,
por fin, un hogar.

No quiero ser otra vez un perdedor,
ha pasado tantas veces...

Todo el mundo ama a los ganadores,
por eso nadie me quiere a mí

La chica tranquila y feliz, esa soy yo.
Pero esta vez la suerte está de mi lado
y algo va a suceder.
Tiene que ocurrir,
porque algún día tenía que pasar,
y quizá esta vez lo consiga.

1 comentario:

xnem dijo...

valiente repertorio, real como la vida misma.