jueves, 24 de enero de 2008

Palabras

Hablando a lo tonto me he tropezado con la palabra jamacuco.

Otra vez me ha fascinado qué distintos son el idioma que hablamos y el que escribimos. Seguro que la hemos escuchado muchas veces, todos sabemos qué significa. Pero jamacuco... qué pocas veces la escribimos. Y mira que es hermosa: jamacuco. Tiene un punto exótico. Es difícil imaginar su etimología. Podría ser perfectamente "simio de pequeño tamaño que habita en la selva boliviana" no me digáis que no.

Y otra palabra que me fascina es arrumaco. Muy rítmica, muy percusiva y muy mimosa.

Palabras de familia, de casa, palabras que saben a abuela.

Arrumaco y jamacuco.

Déjenlas sonar, repítanlas, Párense en ellas y miren desde allí. Pasamos por encima de las palabras como si fueran baldosas, todas iguales. No, cada palabra tiene un misterio.

Es divertido jugar a descifrarlo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jamacuco viene de Zamacuco, y éste del árabe "samakuk" (duro, necio, malicioso); se toma también por embriaguez o borrachera y da la variante "xamacuco" como andaluza. Como veis, nada es lo que parece

Anónimo dijo...

a mi me gusta cachivache


1. m. despect. Vasija, utensilio, trebejo. U. m. en pl.

2. m. despect. Cosa rota o arrinconada por inútil. U. m. en pl.

3. m. coloq. Hombre ridículo, embustero e inútil

Dos Manos dijo...

cachivache es una palabra muy hermosa. ¿qué te parece zarandaja?